jueves, 25 de abril de 2013

Lucha libro

La vez pasada paseaba por Barranco y con ese halo intelectual que suele envolver a este distrito, vi un nuevo café en el que presentaban la novedosa "Impro literaria". Te daban tres imágenes y tenías un tiempo determinado para escribir una historia. Me dieron unas ganas locas de inscribirme y participar, así, por amor al arte. En ese momento cree una historia, he aquí los elementos y la historia que se me ocurrió:

Ventilador - panties negras - cerveza

Luego de unas cervezas, la mujer ingresó al dormitorio. Había bebido pensando en los mensajes de texto leídos en el celular de su esposo. Una puta no podía ser mejor que ella. Una puta no le iba a ganar a otra puta, pensaba. Entró sigilosa, lo veía dormir tan plácidamente que se sentía en la necesidad de cagarle el sueño...y la existencia. El ventilador estaba prendido, empezó a desvestirse repensando en todo lo sucedido, rememorando cada momento con él, las flores, los regalos, las salidas, las promesas. La rabia y la furia se apoderaron de ella y al terminar de sacarse las panties negra no pensó en mejor solución a esta situación que acariciar con fuerza ese cuellito, besado por labios ajenos. Ayudándose de las panties recién sacadas le quiso dar la sensación que ella tuvo al descubrir la verdad: paralizar su corazón. Forcejeó hasta donde pudo su amor y con su muerte mató todo lo que recordó a un inicio: las flores, los regalos, las salidas, las promesas...




6 comentarios:

Pedro Diaz dijo...

Por que no sigues escribiendo?

Dennisa Enmarañada dijo...

No sé, ganas tengo...falta inspiración.

Pedro Diaz dijo...

Pero tienes una super inspiracion !!! y es pequeña en tamaño pero gigante en argumentos! la otra vez te vi en fbook pero me dio roche agregarte jajaja, en mi caso escribo poco por falta de tiempo pero es tremendo hacerlo slds!

lucii Yang Saeng Min Woo dijo...

Sigue escribiendo :33

lucii Yang Saeng Min Woo dijo...

Sigue escribiendo :33

Dennisa Enmarañada dijo...

He dejado este blog tan olvidado...como la vida mía.