sábado, 20 de agosto de 2016

El último adiós

Mi consejero, mentor blogger y buen amigo por un tiempo fue, para mí, la persona que me devolvía los pies a la tierra.Cuando yo andaba embelesada con algo (alguien) que no valía la pena, era él quién, con verdaderas y sinceras confesiones me decía lo que pensaba, lo que yo ya sabía pero que no quería escuchar. Algo con lo que, de alguna u otra manera, podía reaccionar y reconsiderar mi actuar. Llegó un tiempo en que me estaba aburriendo de la pendejada, en que el karma estaba tomándose revancha y yo no sabía como controlar la situación. Por ese tiempo, todo lo que hacía me salía mal, mi único escape era dormir y ya. Me olvidé de mí misma. Por su parte, mis "amigas" también se olvidaron de mí, yo entendía que para nadie era importante, la gente que me acompañó en noches de desenfreno y locura, quienes me dijeron que estarían siempre para mí,ahora no estaban. Me olvidé de que en algun momento de mi vida yo supe ser feliz con lo que la vida me enviaba. Finalmente entendí que Él me hizo mucho bien y también me hizo mucho mal; me hacía daño si estaba cerca, pero más daño si se alejaba.Yo no sabía qué esperar de esto, pero si sabía que si seguía no iba terminar en algo bueno. El tiempo pasó y felizmente todo terminó bien, no me sentí tan mal como creí. Pensé que el día que dejáramos de vernos el mundo se me iba a venir encima, que todos sus mensajes, sus correos, todos nuestros momentos, todos los lugares me iban a recordar a él. Pasó, sí, pero no fue tan dramático como pensé. A lo mejor mi piel ya estaba curtida,una caída más no me iba a doler, la separación más fuerte de mi vida ya la había tenido, ya nada podría quebrantarme más que lo viví a inicios de mi existencia. Ya nada ni nadie podía hacerme un daño tan grande. Lloré? Sí. Lo olvidé? No. Jamás lo podría olvidar. Llegó en un momento crucial en mi vida. Entró, movió todo, desordenó mi vida, rompió algunas cosas y se fue.Se fue dejando su recuerdo y todo lo vivido. Se fue sin darse cuenta de lo que había hecho conmigo.

jueves, 25 de abril de 2013

Lucha libro

La vez pasada paseaba por Barranco y con ese halo intelectual que suele envolver a este distrito, vi un nuevo café en el que presentaban la novedosa "Impro literaria". Te daban tres imágenes y tenías un tiempo determinado para escribir una historia. Me dieron unas ganas locas de inscribirme y participar, así, por amor al arte. En ese momento cree una historia, he aquí los elementos y la historia que se me ocurrió:

Ventilador - panties negras - cerveza

Luego de unas cervezas, la mujer ingresó al dormitorio. Había bebido pensando en los mensajes de texto leídos en el celular de su esposo. Una puta no podía ser mejor que ella. Una puta no le iba a ganar a otra puta, pensaba. Entró sigilosa, lo veía dormir tan plácidamente que se sentía en la necesidad de cagarle el sueño...y la existencia. El ventilador estaba prendido, empezó a desvestirse repensando en todo lo sucedido, rememorando cada momento con él, las flores, los regalos, las salidas, las promesas. La rabia y la furia se apoderaron de ella y al terminar de sacarse las panties negra no pensó en mejor solución a esta situación que acariciar con fuerza ese cuellito, besado por labios ajenos. Ayudándose de las panties recién sacadas le quiso dar la sensación que ella tuvo al descubrir la verdad: paralizar su corazón. Forcejeó hasta donde pudo su amor y con su muerte mató todo lo que recordó a un inicio: las flores, los regalos, las salidas, las promesas...




martes, 17 de noviembre de 2009

Ay, ay, ay

Generalmente las personas se molestan cuando se dice la verdad, cuando la simple, pura y sincera verdad de las verdades sale a la luz, la gente se araña, se molesta, critica, insulta y denigra.

Cuando escribí el post sobre Giuliana Llamoja no imaginé la cola que traería, ni que tuviera tantos fans y tantos detractores, pero yo solo atino a escribir porque lo quiero hacer y punto.

Si me hacen una pregunta en la que me es imposible mentir pues tengo que decir la verdad, si una amiga me pregunta si se ve gorda con una carpa encima pues tengo que decirle que está hecha una cerda y punto. Si un periodista me pregunta si me parece justa la excarcelación de Giuliana Llamoja pues tengo que decir que me parece injusto y ya, la opinión de las personas se respeta y la mía no tiene por qué ser la excepción, para algo están los blogs, para que cada uno escriba las cosas que desea y punto y si a alguien no le parece pues nunca más cae por ese blog y ya.

Yo no lloro por un comentario, no me jode si no me leen, yo hago una catarsis por este medio cada vez que puedo, yo escribo lo que se me de la gana y ya y al que no le gusta que no me lea y punto.

Si hay gente que no piensa como yo pues me da igual, es lo normal, por algo somos seres racionales y sabemos discernir, a ellos también debe darles igual lo que yo escribo, por que al fin y al cabo no soy la dueña de la verdad y por hacer un post inocente no me deben amenazar con irrisorios juicios o tanta huevada más, pero en fin, escribir es fácil, pensar en lo que se escribe, no.

Yo no creo que la señorita Llamoja merezca la pena de muerte, pero tampoco creo que haya recapacitado por el delito que cometió, por la "tragedia" que vivió...porque los errores sólo se enmiendan si es que uno se arrepiente de lo que hizo.

Así que no me queda más que sonreir frente a cada estupidez de comentario que escriben los fanáticos de las caretas, porque total, es mejor una mentira que complazca a una verdad que duela.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Mujer contra mujer

“Nada tiene en especial, dos mujeres que se dan la mano…” Frasecita repetitiva, rima asonante que nació conmigo, rima que, quien lo diría, me identificaría 20 años después. Un himno de los ochentas, que canto por esta época.

Yo no sé qué pasó, o qué debe pasar para que alguien se sienta atraída por otra chica, sólo sé que las personas se enamoran de las personas y no piensan en el sexo, o al menos eso me pasó a mí. He querido sin distinción de sexo ni edad, ni religión ni nada ( sino que lo diga el seminarista)

En fin, cuando conocí a Mariela supe que no quería ser sólo su amiga, supe que ella era una chica para otra chica, y esa otra chica debía ser yo. Si bien temí que ella no sintiera lo mismo, el tiempo la ayudó a entender que en cuestiones de sentimientos siempre pierde el que tiene miedo.

Nunca me quise considerar lesbiana, aún ahora no lo siento, año y medio de relación heterosexual me impiden hacerlo, y haber dejado al hombre que creí, era para mí, por una duradera ilusión homosexual de hace poco más de 3 años me hacen reconsiderar la situación.
Pienso en el quiebre, en ese punto álgido en el que decidí no ser más quien creían que era, sino mas bien ser quien quiero ser (por ahora) Nada me garantiza que me quiera quedar así, y nada me garantiza que haga lo contrario.

Quizás fue una estupidez terminar con él, pero también puede ser una estupidez no darme esta oportunidad, tener una nueva forma de amar, tener a alguien como yo, alguien a quien esperé por mucho tiempo, porque yo siento atracción por chicas desde que tengo uso de razón, siempre, siempre, siempre, me sentí atraída por un hombre…y por una mujer.

Ahora espero que la sociedad no se siga escandalizando con relaciones como la mía, que mi familia por ahora no lo sepa, que mis amigas se callen y que las monjas del lugar donde estudio nunca se enteren..."y lo que digan los demás está demás..."

miércoles, 3 de junio de 2009

Mi amiga Giuliana Llamoja

¿Qué pasó por la cabeza de Giulianita, tan bonita ella, tan jovencita, tan fashion, tan retorcida tuvo que estar para hacer algo así?
No pues, no es que no te diste cuenta que la mataste, mi estimada, es que tú siempre quisiste hacerlo, no por quedarte con tu papá sino porque tu madre ya te tenía podrida, como alguna vez nos han podido tener nuestros padres.
Tu rencor lo arrastraste por años, y años después viniste a hacer algo que NADIE, por más podrido que haya estado, haría.
En fin, no quiero dar un sermón sobre este tema, pero no concibo la idea de matar a alguien, a menos que sea a besos, o de un paro cardíaco, no más.
El tema viene porque recuerdo haber cruzado palabras contigo hace muchos años atrás, no les diré dónde ni cómo, estoy segura que ni me recuerdas y yo ya te había olvidado, pero cuando tunombre llegó a mis oídos te recordé inmediatamente.
Ahora bien, tampoco me parece justo que te suelten con 4 años de cárcel nomás, ahhh nooo, ahí sí me pico, por qué a ver, por qué, si hay tanta gente que reclama su libertad por delitos menores y sin embargo sigue ahí; en tu caso, tu papi te ayudó, tu papi estuvo de tu lado, no Giuliana, eso no es justo, eso no me parece.
Bueno, y si me parece o no a nadie le importa, sólo creo que me sentiría tranquila si en tus declaraciones no dijeras que no tuviste la culpa de nada y no tenías por qué estar presa, pues eso demuestra que la cárcel no te sirvió de nada, que los poemas que escribes en el fondo no te sensibilizan ni un poquito y lo único que queda claro es que tu instinto destructivo se mantiene, es decir, eres conciente de que estuvo mal, pero no te arrepientes de ello.
Aunque asumo que nunca más te veré...

viernes, 8 de mayo de 2009

Y pensé...

Pensé en eliminar este blog, pensando que de esa manera podría borrarse mi pasado.
Pensé en cambiar de aires, volverme ermitaña o sedentaria, algo nada saludable.
Pensé en dejar las salidas de lado "los encuentros furtivos" y la sinrazón, pero no fue.
Pensé en meterme al mar y no salir nuncá más...él solito me expulsaría.
Pensé en olvidarte involucrándome con tantos otro y no fue así.
Pensé en ahogarme en mis ideas y ser devorada por mis fantasmas, pero no, heme aquí
Nada de lo que pretendí, en este verano ausente, se dió; lo único que pensé y que realmente hice, fue escribir este post y colgarlo.

Y aquí voy otra vez, sin rumbo, sin camino, sin historia...

sábado, 20 de diciembre de 2008

Resultados: Comenté, me comentaron


Bueno....queda más que comprobado (con los 34 comentarios) que esto de la comentada fue todo un éxito.O sea, si quiero que me lean tengo que leer...o tan sólo comentar.
Reconozco que comento poco, que he leído posts tan aburridos que he querido comentar pero para mandarlo a la M, pero prefería cambiar de blog y ya, no me he ganado mis comentarios, no he hecho "amigos" en la blogalaxia, no he ido a las reuniones bloggers, he puesto cosas feas en algunos Cboxes, no he seguido muchos blogs, no he hecho vida social blogger, no me he dado tiempo para mejorar mi blog, he posteado poco, y a veces cosas feas, es decir, no me he "metido" en los blogs de otros como para que ellos puedan "entrar" en el mio.
Me di 2 semanas de plazo para comentar mucho y para dejar que me comenten más...el estudio trajo resultados interesantes como:


-La (seudo) recuperación de un par de endenisados.

-Los comentarios de unos bloggers que pensé, jamás me comentarían

-Algunas amenazas de que si no posteaba bien, no sería comentada por ese blogger. JUM
-Las conocidas coincidencias con otros bloggers, es que, esto ya se sabe, te comento, me comentas y blablabla, pero bueno, esto servía para comprobarlo

-Pasar por blogs por los que pensé, jamás pasaría

-Un comentario en doble, triple sentido de un enfermito, con un famoso "dame que te doy"

-Alguna discrepancia con un blogger porque, yo no creo que los que ganaron el blogday fueron los que más comentaron...sino hubiera ganado Frankie xD

-Algunos que comentaron, no porque los haya comentado sino porque hicieron click sobre mi grupa, a ver si se agrandaba.
- Y lo más interesante...un premio de una desconocida!! :O

Gracias Mumina..no pensé que este blog era simpático :)
Si bien es cierto, unos posts me fueron más digeribles que otros, los otros digamos que ni los leí, lo admito, no leí tu post y te puse un comentario parecido a otro comentario que leí por ahí, el fin era comentar antes que leer.

Lo que me queda claro es que esto de comentar a miles de bloggers, con el único fin de que me comenten no va mucho conmigo, es decir, este blog nació gracias a alguien, y se mantiene gracias a ese alguien...un buen lector (aunque yo sea una mala blogger)
Además, creo que no sólo me merezco comentarios "de cortesía", igual y gracias a los que comentaron, apoyando la causa.
Se les quiere.